Y… ¡lo tenemos!

Mezclando las letras de las guirnaldas que hemos adquirido conseguimos el nombre que buscábamos.